Nota las reseñas están referidas a vivencias subjetivas en la captura fotográfica de vestigios precolombinos del país. Para información referencial se recomienda la lectura del archivo digital.

Altos Petros
Putaendo es un pueblo que vive en el imaginario colectivo por los chistes que origina su nombre, sin embargo la mayoría desconoce su ubicación.

Putaendo se ubica en la Provincia del Aconcagua, es bello, rural, tiene historia y mucha prehistoria en su vida junto a su río del mismo nombre. Lamentablemente el río está prácticamente seco, pues sus aguas son captadas en el inicio del valle para saciar la enorme necesidades de la agroindustria, y supongo ahora la minería.

Avanzo hacia su plaza, cruzando entre casas campesinas, donde algunas parecen emerger desde tiempos coloniales. Este valle siempre ha sido muy poblado y durante mucho tiempo fue parte de un paso hacia Argentina, que todavía puede realizarse a caballo, justamente como lo hizo el Ejercito Libertador, que cruzo por el pueblo.

En la plaza de Putaendo, me encuentro con Ítalo García, quién es de la zona, y desde niño vio los vestigios que los pueblos originarios dejaron en el valle. Ítalo es la persona detrás de Altos Petros, y realiza actividades como guía turístico de intereses especiales, visitando el patrimonio arqueológico que esta diseminado en la zona.

Ítalo tiene conocimientos expertos de los vestigios. Me cuenta que ha guiado a varios arqueólogos, turistas extranjeros, y cada vez son más a chilenos interesados en el tema. La mayoría de los petroglifos debió servir como señalización, otros como lugares considerados sagrados, y también muchos debieron nacer de la simple necesidad de indicar “yo estuve aquí”. Converso al respecto con Ítalo, mientras trato de seguir su tranco subiendo los cerros, y tratando de fotografiar el máximo de vestigios antes que se ponga el sol. La excursión es agotadora, pero la conversación esta siempre matizada por datos interesantes, que nos transportan a tiempos precolombinos, la colonia, o al Ejercito Libertador que al elegir pasar por Putaendo, dejo con fiesta preparada a un pueblo que desde esa ocasión perdió su nombre original, para adoptar uno más descriptivo de los avatares de su historia: Cariño Botado.

Terminamos de recorrer la Quebrada Maqui y el cerro Hornos. Al final de la tarde impacta encontrar una herramienta precolombina, utilizada como fijador de una puerta en una casa campesina. En ocasiones los campesinos del lugar encuentren piezas arqueológicas, al momento de preparar la tierra para la siembra. El dueño de casa nos cuenta que hace años atrás, tenía muchísimas cosas que encontraba en su potrero, pero con el tiempo “los familiares se las fueron llevando” . Ahora solo queda la piedra que sumisa, sigue manteniendo la puerta abierta para el fresco de la tarde.

ALTOS PETROS
www.wix.com/altospetros/altospetros
Celular: (56+9) 81762445/83800186
Email: altospetros@gmail.com

 

Sitio web Altos Petros

Putaendo

 

Guía y vestigios

 

Ítalo García

 

Casas cerca de los petroglifos

 

Herramienta precolombina

 

Vestigios precolombino




 
premagallania.cl@gmail.com