2015-05-15
Gobierno de Chile realiza campaña para postular a las momias Chinchorro como patrimonio de la humanidad
La cultura Chinchorro se asentó en la costa del extremo norte de Chile. Existen varias teorías acerca del asentamiento de estas comunidades en nuestro país. Algunas dicen relación con un grupo de cazadores andinos que bajaron la Cordillera de los Andes y se quedaron a vivir en el borde costero. Otras postula que llegaron emigrando del Amazonas.

Los Chinchorro se caracterizaban por ser individuos robustos y de contextura pequeña, alcanzando las mujeres una altura promedio de 1.50 m, mientras que los hombres llegaban a medir cerca de 1.60 m. Desarrollaron características físicas que los ayudaban a realizar su actividad principal, la pesca, con brazos fuertes y contextura robusta, además de pómulos pronunciados y una frente amplia. Pero, ¿qué los ha hecho tan conocidos? A nivel mundial, las momias Chinchorro son muy importantes, ya que se les reconoce como las más antiguas del mundo. Estas comunidades desarrollaron un sistema funerario complejo, en el que momificaban a sus muertos. Se estima que estas momias podrían datar del año 5 mil A.C.

El Gobierno de Chile está realizando una campaña para que estas momias se conviertan en Patrimonio de la Humanidad. A través del Ministerio de Bienes Nacionales está llamando a a firmar en la página www.chinchorros.bienes.cl para impulsar esta iniciativa. En conjunción con ello, la Dirección Nacional de Bibliotecas y Museos, DIBAM, ya tiene en su poder el borrador que realizó la Universidad de Tarapacá para postular a las momias Chinchorro como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO.

El profesor Sergio Medina, Antropólogo Social y Secretario Ejecutivo del Expediente de Nominación de Sitios Chinchorro de la Universidad de Tarapacá, trabajó el documento. Explica que se trata de cuerpos momificados y embalsamados artificialmente, "y hasta la fecha y dada la evolución científica de las investigaciones, son las momias de preparación compleja de más antigua data, hablamos de 7000 años antes del presente (a.p.) en Camarones y 6500 años a.p. en faldeos del Morro de Arica”. Añade que según el investigador Bernardo Arriaza, estas momias son las primeras evidencias del arte prehispánico en América. De ahí su importancia si hablamos de registros arqueológicos no sólo en nuestro continente, sino que a nivel mundial.

Cuenta el profesor Medina que los Chinchorro fueron "un pueblo de cazadores y recolectores (pescadores en esencia) que vivieron y se adaptaron a las condiciones extremas de vida que se dan en contextos hiper áridos (desierto más seco del mundo); de una estructura social simple tuvieron una compleja estructura ceremonial, ritual y mortuoria".

Han sido clasificadas en cuatro tipos: Momias Negras, Rojas, con vendajes y con pátina, siendo las primeras las más antiguas y con un sistema de embalsamaje mucho más complejo. Las Momias Rojas eran menos elaboradas y más recientes, y se les pintaba de rojo, por eso su nombre. Luego se reconocieron aquellas que se vendaban, de las que se han encontrado pocas, y la mayoría de ellas eran infantes. Por último, las momias con pátina, son las que estaban cubiertas con barro.

Fuentes: Sergio Medina, Antropólogo Social y Secretario Ejecutivo del Expediente de Nominación de Sitios Chinchorro de la Universidad de Tarapacá.
Ministerio de Bienes Nacionales

 
premagallania.cl@gmail.com